Como Bañar un Gato






Bañar un Gato puede ser Tedioso

Como Bañar un GATO

Bañar a un gato es bastante difícil, pero cuando tienes entre manos a un cachorro revoltoso, es posible que estés frente a un verdadero desafío. A pesar de que los gatos y cachorros son capaces de limpiarse a sí mismos, a veces bañar a tu gatito se vuelve necesario porque ha pisado algo apestoso o si su pelaje se siente grasoso y necesita cuidados. Los gatitos necesitan que les den mucho amor y afecto para que aprendan a confiar en ti y en el agua del baño, en especial si es su primer baño. Así que, ¿cómo bañas a un cachorro sin hacer que entre en pánico o te arañe? Lee el paso 1 para descubrirlo .

Los cachorros de gato pueden bañarse por primera vez a partir de los 2 o 3 meses. La frecuencia de baño cambia en función de la raza (pelaje largo o corto) y de la temperatura ambiente. En periodos de excesiva calor, el baño puede realizarse cada diez días. En invierno, como mucho 1 vez al mes.

Si quieres que tu gato se porte bien en los momentos del baño y lo asocie con algo bueno, en cuanto termines el secado, será el momento ideal para darle una gran recompensa. ¡Las mascotas adoran las golosinas! Dale un premio y verás que poco a poco va percibiendo la experiencia del baño de manera más positiva.

Los gatos tienen una fama bien ganada de ser animales sumamente higiénicos, y cualquiera que tenga un felino en casa y se halla detenido a observarlos podrá haber notado la gran cantidad de tiempo al día que invierten en acicalarse. A pesar de esto, puede que en algún momento te toque bañar tú mismo a un gato adulto, y esto no es un trabajo fácil, ni para ti ni para el felino en cuestión, que tratará con todas sus fuerzas de huir de ti.

Te puede Interesar Que juguetes comprar a mi gato

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *