Como Entreno a mi Gato






Entrenar a mi GATO

A la mayoría de los gatos no les gusta que los levanten del suelo, así que es mejor que le enseñes lo antes posible.

No es inteligente enseñarle malos hábitos; muchas personas cogen a sus gatitos y cuando éstos se resisten los dejan inmediatamente en el suelo. De esta manera, lo que aprende el gatito es que si se resiste lo dejarán en paz.

Es mejor que lo cojas y si se resiste, continúes sujetándolo delicadamente pero con firmeza. Cuando se calme, acaríciale y cúbrelo de elogios, luego puedes dejarlo de nuevo en el suelo.

Puedo Entrenar a mi GATO


Evita emplear castigos físicos o verbales.
 Estas son algunas de las formas menos efectivas de corregir la mala conducta de un gato. Es más, golpearlo o gritarle puede hacer que se muestre más temeroso cuando estás cerca, que esté menos dispuesto a jugar con otras personas y que muestre conductas más agresivas, como arañar y morder. Al final, es muy probable que tu gato siga comportándose mal cuando no estás cerca, ya que sabe que no recibirá ningún castigo si no lo ves.

Muchas personas creen que los gatos no se pueden entrenar. Esto no tiene mucho sentido porque los gatos son tan inteligentes como los perros. Sólo necesitan una buena razón para mostrar su capacidad de aprender. La clave para entrenar a los gatos es encontrar la manera de motivarlos. Puede tomar algún tiempo, pero estará entusiasmado con aprender cosas nuevas una vez que identifiques cuando él está dispuesto a ello.

Elige un alimento o golosina

En primer lugar, elige una golosina para usarla como recompensa. Debe ser algo que a tu gato le encante, ¡algo por lo que incluso podría interrumpir una buena siesta! No utilices las croquetas que le pones todos los días en su comedero. El atún, en particular, es famoso por ser poderosamente atractivo para los gatos (tanto es así, que se recomienda limitar el consumo de atún a los gatos en forma de golosinas para que no se conviertan en adictos al sabor intenso).

Nota :

Cuando un gato enfadado, asustado o frustrado siente que la amenaza ha pasado, empieza a sentirse aliviado. Tan importante como reconocer cuando está enfadado o asustado, es aprender a reconocer los signos de alivio para ayudarle a recuperar su estado normal de relajación.

Te puede Interesar Como alimentar un Gato

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *